Drama en la treintena

¿Te acuerdas de cuando quedábamos por sms en el sitio de siempre? Se ahorraban letras, pero sobraban significados para entendernos. Ni siquiera hacía falta especificar la hora, todos sabíamos cuando debíamos estar, y poco a poco íbamos llegando, con la suerte de que los primeros tendrían sitio en el desvencijado banco, el resto debería conformarse … Sigue leyendo Drama en la treintena