Café en mano

Si hay algo que haga varias veces en el día todos los días es quejarme. Podría deciros que no es para tanto, pero estaría mintiendo: la verdad es que soy una QUEJICA, así con mayúsculas y todo.

Como esta afición mía suele estar presente un ratito cada día, he pensado que sería interesante compartirlo con vosotros y crear esta nueva sección en el blog “Café en mano” o té, o colacao o lo que sea, y es que parece que todo sale mejor si lo acompañamos de algo que nos gusta mucho.

No tengo muy claro qué saldrá de este nuevo proyecto, aunque ya tengo varias ideas, pero espero que me acompañéis e ir averiguándolo juntos. Lo que sí sé, es que todas las entradas que compongan esta parte del blog van a ser personales: situaciones que me han pasado, cosas que me han dicho o que he visto.

Me podéis ir dejando por comentarios vuestras opiniones o quejas propias, que siempre resulta muy depurativo para el alma explotar así de vez en cuando por tonterías, y si es con un café cerca… mejor que mejor…

Andrea.


Aquí os dejo el primer post: