Rompiendo ataduras – 8M

Hoy es el día, 8M, aunque en realidad es solo un día más, o debería serlo, sobre todo para la mayoría de nosotras, las que somos de a pie, que nos informamos y desinformamos a partes iguales, u otros lo hacen por nosotras, dejándonos con la duda de todo en la era de la información.

Las ataduras de su juventud cuelgan de las muñecas de nuestras abuelas, rotas, pero todavía bien visibles, para que no se nos olvide, para que no borremos y obviemos, para que tengamos presente lo que de verdad importa, que somos importantes, nos queremos vivas, con trabajo, respetadas, escuchadas, seguras, iguales; queremos poder querernos cuidarnos, tener tiempo y apoyo. No solo una vez al año, todos los días. Que ojalá pronto llegue el día en que no necesitemos un día, que los tengamos todos a disposición.

Lo personal es político, pero que no deje de ser personal por favor, que lo político no se lo coma todo, que no nos usen como moneda de cambio en el discurso que mejor convenga al ministerio de turno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.