Vida con muerte

Tu recuerdo me parte por la mitad. Quebrada por el tronco, sesgada con limpieza, como un junco sajado a medio tallo con unas tijeras especialmente afiladas para ello. Todavía sangro tu pérdida, supura por cada poro de mi piel, haciéndome asquerosamente consciente de lo físico que puede llegar a ser el dolor espiritual.

Llegas a agujerear mi mente con tu ausencia, dejándome como un gruyere inservible para la causa de seguir viviendo ahora que tú ya no estás, incapaz de seguir el camino de la vida marcado por tu muerte.


Cafés para el alma de Andrea Rodríguez Naveira está sujeto a Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.