Sirenas en la noche

Las ventanas abiertas de par en par dejan pasar el aire ardiente de la noche, también los sonidos de la calle. Se trata de la ciudad de las sirenas, a todas horas irrumpen en el bullicio del trafico, de la gente, del trajín de la vida sin pausa de la gente. Te da que pensar. A quien irá a recoger esa ambulancia que resuena; qué emergencia irá a atender esa patrulla a toda velocidad; qué tan grave será el incendio al que se apresura ese equipo de bomberos.

Te paras a pensar y hay millones de emergencias sucediendo mientras tú estás en casa, tomándote un café, echándote la siesta. Todo cambia cuando eres capaz de darte cuenta, de abrir los ojos de verdad y ver lo que ocurre a tu alrededor, de notar lo que sucede más allá de tu puerta. De pronto todo cobra sentido, la vida abandonando el lugar, la pena adueñándose de la sala.

En tiempo de pandemia toca ser consciente de la vida.

Imagen de StockSnap en Pixabay


Cafés para el alma de Andrea Rodríguez Naveira está sujeto a Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.