Pesos

Se levantó triste, como cada mañana desde hace un tiempo. Afuera también se presenta un día triste, llorando en gotas lo que ella no puede expresar ni expulsar de su pecho.

Cuando por fin consigue erguirse y vestirse con la coraza que necesita para aguantar otro día ya está cansada, soportar el peso que proporciona sobre sus hombros es la mitad del trabajo del día.

Ojalá algún día libre de pesos autoimpuestos.

2 comentarios en “Pesos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.