Adicción, no amor

La sangre de mis células se renueva por ti.

Mis tejidos se regeneran esperando el contacto mutuo con tu piel.

Mis neuronas crean nuevas conexiones sinápticas por el placer de pensarte.

Con esta perversa adicción a ti no resta otro final más que el fallo multiorgánico, más pronto que tarde.

Licencia Creative Commons
Cafés para el alma de Andrea Rodríguez Naveira está sujeto a Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

7 comentarios en “Adicción, no amor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.