Caer en el abismo

Después de la cuarta copa de vino todo se le empieza a difuminar.  Ella no bebe, en realidad ninguno de los dos suele probar el alcohol, pero la tensión era demasiado fuerte, e imposible obviar el tren con miles de vagones de recuerdos y sentimientos enterrados.

Así que bebieron. Pero esa sensación sigue ahí, justo en la boca del estómago, semejante a estar al borde de un precipicio e intentar inclinarte hacia delante con sumo cuidado todo lo que puedas, pero sin llegar a caerte. Es un sentimiento poderoso, atrayente como un imán hecho a su justa medida.

Esta noche, el tocadiscos suena en un rincón tarareando viejas glorias cubanas. Las ventanas abiertas de par en par permiten que la noche templada llegue hasta el sofá donde las dos figuras continúan suspendidas a medio camino de la boca del otro, a punto de abalanzarse sin arnés de seguridad y de cabeza al abismo más profundo.

Como en ese momento previo cuando eres consciente de que vas a hacer algo que no debes, que está mal en algún sentido cósmico, y a pesar de ello te ves a ti mismo haciéndolo antes de ejecutar la acción, de la misma manera, ellos saben que sus cuerpo se encontrarán una vez más, para escenificar lo que tan claro puede ver el ojo del alma.

Licencia Creative Commons
Cafés para el alma de Andrea Rodríguez Naveira está sujeto a Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Anuncios

Acerca de Andrea

Un cappuccino, mis libros, una puesta de sol naranja y el mar: momentos que no tienen precio.
Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Caer en el abismo

  1. Un abismo en el que da muerdo caer… pero tan anhelante…

    Me gusta

  2. carlos dijo:

    Y después que salga el sol por Antequera. si quiere, Hay sucesos que son imparables. Un beso

    Me gusta

  3. @lidiacastro79 dijo:

    Delicioso abismo! 😍
    Relato genial, Andrea! Un beso 😘

    Me gusta

  4. Me encantaría leer todo un libro en la forma en que haz escrito, querida Andrea. Precioso. Abrazos 💜.

    Le gusta a 1 persona

  5. Un abismo que todos hemos sentido 🙂

    Le gusta a 1 persona

  6. Anastasia Smith dijo:

    Delicioso abismo, se podría caer en él antes de la cuarta copa de vino.

    Me gustaría invitarte a leer mi ultima entrada: https://loqueavecescallo.wordpress.com/2017/04/19/te-llamare-primavera/

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  7. manusc12 dijo:

    Abismo por el que los soñadores lucharemos por que se haga realidad. Grandísimo texto.
    ¡Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s