Diálogos bonitos

Fuera de la cafetería caía un aguacero que parecía que quisiera ahogar al mundo y a todas sus penas con cada gota que se estrellaba contra el suelo… Estaban sentados el uno frente al otro en una mesa demasiado pequeña que les obligaba a entrechocar las rodillas a cada movimiento. En el ambiente sonaba despistado Bryan Adams…

Y la incomodidad se podía palpar a manos llenas.

– ¿Qué os traigo?- preguntó alegremente el camarero

– Café solo y otro con leche, templado y con dos azucarillos.

– Que sigas sabiendo como tomo el café no va conseguirte un indulto después de todos estos años- dijo ella intentando aparentar desdén.

O quizás un poco si…

Anuncios

15 comentarios en “Diálogos bonitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.