Mejoría

“Él decía, “la memoria es traicionera”, y tenía razón”

Rebelde Way

 

Qué curiosa es la memoria, que solo recuerda lo que no quieres recordar, que solo guarda las momentos de una una sola manera…


A veces estás en el trabajo, o en el bus, o en la biblioteca, si eres de es@s estudias con la música a todo trapo (personalmente no soy capaz de hacerlo porque me voy a los mundos de yupi), y de repente suena una canción de esas que deberías tener en una lista de reproducción llamada “recuerdos” o “melancolía” o “prohibidas” incluso, para algunas canciones muy concretas.

¿Y por que?

Pues porque hay canciones que son como interruptores, que son como las patatas Pringles, cuando hay POP ya no hay STOP. Porque hay canciones que se te meten dentro de la piel y te arrastran a perderte entre recuerdos de hace años, o meses, o semanas, qué más da. ¿Y sabes que más hacen? te hacen recordar como te sentías en cada momento.

Es curioso como recordamos las cosas y también lo es la facilidad con la que cualquier tarde al azar con una amig@ puede convertirse en un alud de “¿te acuerdas de aquella vez que…” “y del día que fuimos a…” “y de la noche que fulanit@ hizo…”, hasta que os dais cuenta de que hay muchas versiones de la misma cosa, porque sois incapaces de recordarla de la misma manera.

 

Escribiendo esto me viene a la cabeza una frase muy de la adolescencia (y de la no tan adolescencia) que todos les dijimos a nuestros padres: “es que tu no me entiendes!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!” incluso con más exclamaciones y decibelios.

 

Pero no creo que fuera verdad. Lo que pasaba es que sabían más que tu y que yo, y nosotros no sabíamos (ni sabemos aún) demasiado. Pero si nosotros tenemos amigos que no son gente, entiéndeme, gente lo serán claro, pero las personas afortunadas como tú y como yo tenemos un@ o un par de amigos que ni siquiera recordamos haber conocido, pero que llevan ahí desde antes que tengas memoria,tus padres y los míos seguro que también.

 

Y es que esas amistades de las que no recuerdas el principio, o esas que empezaron en la escuela y que sigues conservando y las que llegaron de imprevisto para quedarse, forman parte de todos esos recuerdos que te arrastran.

 

Cada uno recuerda lo mismo de manera diferente, los momentos, las imágenes… Todo eso queda en la memoria y así vamos construyendo nuestra historia.

 

Aunque a veces nos pasa como a ese pez de Buscando a Nemo,Dori, que nos olvidamos de casi todo, hasta de lo que no debemos.


Anuncios

Acerca de Andrea

Un cappuccino, mis libros, una puesta de sol naranja y el mar: momentos que no tienen precio.
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mejoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s